Simbolismo de la luna en Cuarto Creciente

Actualizado: oct 16

Las lunas llenas son generalmente las que más suelen impactarnos por su belleza y poder de atracción.

Numerosos mitos, leyendas y relatos están cargados de imágenes referentes a la circularidad, el magnetismo, la luminosidad y el misterio de la luna llena... pero, ¿qué información nos trae el cuarto creciente?



Cuarto creciente

Cuando hablamos de los ciclos de la luna y sus diferentes fases (como con casi cualquier temática astrológica) debemos volver a poner la mirada en la propia arquitectura del mandala zodiacal arquetípico. Teniendo el mandala como base vemos como la energía de Luna nueva se relaciona con el signo de Aries, el cuarto creciente con el signo de cáncer, la luna llena con el signo de Libra y el cuarto menguante con el signo de Capricornio.


O sea, estas cuatro fases lunares las relacionamos con los 4 signos cardinales (de inicio, que generan...) del mandala zodiacal. El cuarto creciente y el signo de cáncer nos traen el siguiente correlato. En la luna nueva (asociada a Aries) algo se inicia, nace, es tiempo de plantar una semilla pero muchas veces esa siembra y ese inicio son totalmente a oscuras (cuando hay luna nueva no vemos el reflejo de la luna, apenas un pequeño hilo) así que a tientas o de una manera intuitiva, perceptiva y aún no consciente empezamos un nuevo ciclo hacia una direccionalidad que todavía desconocemos. Como el propio impulso de nacimiento que puja motorizado por el inexorable cambio.


En el cuarto creciente esa luz, esa dirección está en fase de gestación y empieza a tomar forma. Empiezo a vislumbrar qué cualidades tiene aquello que se inició en la fase anterior -la inicial de luna nueva- aunque no será hasta la luna llena que voy a poder verlo con total claridad .



También en esta fase creciente podemos sentir cierta tensión entre aquello que está queriendo nacer y algo que -como consecuencia- quizás tenga que dejar atrás o dejar morir. Aquí podemos remitirnos al aspecto de cuadratura (relación de tensión entre dos planetas) en el que existe una lucha interna entre dos funciones psíquicas que forman parte de mí pero que no logro que hagan un trabajo en común. Esto es porque uno puede percibir que aquello nuevo que se está generando conlleva renunciar a algo de nuestro pasado o a alguna imagen previa de mí misma y cáncer es un signo que tiende a mirar melancólicamente al pasado. Por lo cual podemos resistirnos al cambio por no saber cómo manejar esta distancia interna o por lo menos experimentar una tirantez entre dos aspectos míos que tanto pueden ser procesos internos como situaciones externas.


Ruth Pallejà Lozano (Psico-astróloga, Terapeuta Floral y Coach) www.astrologiapsicologica.es



ARTÍCULOS RELACIONADOS:
Las 8 fases lunares: un recorrido simbólico de nuestros procesos

¿Te gustaría estudiar astrología? Visita Cursos y talleres


#luna #cuartocreciente #inicios #fasesdelaluna #aries #cáncer #tensión #distanciainterna #astrología #conocimiento

  • Astrología Barcelona
  • Black Facebook Icon

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar la experiencia del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en el botón "Política de privacidad"